¿Por qué tomar un curso de análisis de datos para impulsar mi compañía?

Por: Universidad Tecmilenio
October 29 2021

Compartir:  

  
time 3 min

Un dicho popular entre los profesionales de la industria es: “Los datos son el nuevo petróleo”. Esto implica que los datos, cuando se aprovechan (o, como el petróleo, se “refinan”) correctamente, pueden proporcionar un gran valor. 

Y en realidad este dicho no está muy lejos de la verdad. En las últimas dos décadas, muchas organizaciones han agregado características de análisis de datos y business intelligence a su estrategia de negocio a una escala tal que, apenas en años recientes ha surgido una nueva posición como analista de datos.

El análisis estadístico de los datos ha probado ser una de las herramientas más importantes y efectivas que tienen las organizaciones hoy día.  

Un análisis de la información realizado de manera correcta permite tener visibilidad de patrones y tendencias que ocurren a lo largo de la cadena de producción, de los procesos cotidianos y de las interacciones de las organizaciones con sus clientes o terceros interesados.

Pero, ¿Por qué es importante el análisis de datos en las compañías?

Este análisis de los datos, como hemos dicho se divide en dos partes: 

Business Intelligence

Es una estrategia que implica el manejo de tecnologías y estrategias complejas que permiten a los usuarios finales analizar los datos y realizar tareas de toma de decisiones para mejorar los negocios.

Análisis de datos

Es una estrategia que permite a los usuarios convertir datos sin estructura o sin formato en datos estructurados. Estos se utilizan para crear modelos que respalden el proceso de toma de decisiones, deriven conclusiones y configuren análisis predictivos.

Este par de tecnologías causan gran impacto en aquellas organizaciones que las implementan. 

Por ejemplo, en finanzas ayuda a identificar tendencias de mercado y realizar análisis de riesgo. En Marketing, los expertos utilizan estas tecnologías para medir, gestionar y analizar el rendimiento de las campañas que implementan para maximizar su eficacia y optimizar el retorno de la inversión (ROI), así como ofrecer una visión profunda de las preferencias y tendencias de los clientes.

Un ejemplo de cómo el análisis de datos y las estrategias de Business Intelligence están siendo usadas la podemos encontrar en Intel, uno de los fabricantes de procesadores líderes en el planeta.

En 2010 Intel comenzó a considerar el potencial del análisis de los datos para cuantificar la contribución del marketing a los ingresos. La empresa enfrentaba dificultades para vincular el marketing con el impacto de las pérdidas y ganancias. 

David Ginsberg, vicepresidente de Marca y Estrategia de Intel vio el potencial de la analítica de datos para crear un puente entre el marketing y las finanzas y lograr tener visibilidad del impacto del marketing en las ventas, el punto focal donde se encuentran el marketing y las finanzas.

Intel formó un equipo especial de marketing ROI (MROI), una colaboración única entre marketing y finanzas. El resultado fue transformador. El equipo de investigación de Intel, por ejemplo, se ha reconstruido como un equipo de análisis y conocimientos estratégicos que identifica, recopila y aprovecha cantidades sin precedentes de datos de la empresa.

El marketing y las finanzas comparten una plataforma de análisis totalmente transparente a la que todas las partes pueden acceder para ejecutar escenarios hipotéticos, optimizar las asignaciones de recursos de marketing en productos y mercados y obtener retroalimentación sobre el desempeño de esos presupuestos.

Como puede apreciarse, la cantidad de datos que las empresas generan, almacenan, venden y comparten es mayor que nunca. Las necesidades de los clientes condicionan todo lo que hacen las empresas y las empresas necesitan datos para tomar decisiones informadas.

En las organizaciones habrá una mayor demanda de personas que puedan leer e interpretar los datos y transformarlos en información útil para ellas. De acuerdo con IBM, anualmente se pronostica que la demanda de este tipo de especialistas alcance 3.7 millones de posiciones laborales al año en todo el mundo.

Los analistas de datos son los encargados de nutrir de información valiosa a sus organizaciones por lo que toman un papel activo en la toma de decisiones corporativas de gran alcance y que son la base de la transformación digital de muchas de las empresas actuales.

 

Si quieres conocer más sobre el tema, tienes un perfil analítico y/o buscas impactar e innovar en tu compañía, debes tomar el curso de Digital Business de Universidad Tecmilenio y BEDU.

Regístrate aquí al Curso de Digital Business