¿Por qué es importante tener un plan de ahorro?

Por: Universidad Tecmilenio
October 25 2021

Compartir:  

  
time 3 min

Aprender a ahorrar es vital para asegurar nuestro bienestar a futuro. Un plan de ahorro puede sonar como algo muy sofisticado o intimidante, sobre todo si no tienes experiencia con finanzas o no estudiaste alguna carrera relacionada con el dinero.

Sin embargo, en realidad es una actividad que, con un poco de planeación y visualización a futuro, cualquier persona podría llevar a cabo. Por eso, en este artículo te enseñaremos cómo aprender a ahorrar con algunos sencillos pasos. 

4 pasos para comenzar a realizar un plan de ahorro

El plan de ahorro es un proyecto en el cual gestionas tu patrimonio de forma eficaz y eficiente. La idea es que se planee con objetivos claros y alcanzables para ahorrar dinero y mejorar tu calidad de vida. 

Así que antes de dar el paso, te recomendamos dar los siguientes pasos para comenzar a generar tu primer plan de ahorro. 

1. Identifica en qué gastas tu dinero

El primer paso que debes de tomar para aprender a ahorrar dinero es identificar exactamente en qué estás usando tu efectivo, y existen muchas formas de hacer esto.

Una de ellas es buscar apps para aprender a ahorrar. Si tienes teléfonos inteligentes, en la sección de finanzas de tu tienda de aplicaciones encontrarás múltiples opciones que te ayudarán con tus finanzas personales o de planeación de presupuesto. 

En ellas, podrás ir registrando todos los gastos que hagas y determinar un periodo de tiempo para que te genere un reporte. Lo recomendable es que analices reportes mensuales, y al paso de dos o tres meses podrás tener identificados tus gastos fijos (renta, servicios, suscripciones, gasolina, etc.) y tus gastos variables (despensa, ocio, regalos, etc.).

Para llevar este control financiero, se recomienda hacerlo en periodos mensuales, ya que la mayoría de los gastos fijos suceden de manera mensual, y así podrás calcular tu “costo de vida”.

2. Recorta los gastos que consideres pertinentes y descubre cuánto te “sobra”

Una vez que tengas identificado tu costo de vida, podrás tener una mejor idea sobre cuáles son los gastos que puedes recortar.

Ojo: Ahorrar no necesariamente implica cambiar absolutamente tu estilo de vida y eliminar todos tus gastos variables.

Si para ti es importante ir al cine y a un restaurante una vez a la semana, simplemente contempla esos gastos dentro de tu plan y toma decisiones sobre lo que puedes eliminar. Una vez que descubras cuánto dinero te sobra, es cuando comienza la magia.

3. Plantea objetivos a corto, mediano y largo plazo

La visualización de tu futuro es importante para empezar a planear tu ahorro. Tal vez pueda parecer abrumador planear tu vida a largo plazo, pero lo importante es hacer el hábito y desarrollar la mentalidad; por tanto, puedes practicar con metas a corto plazo.

Por ejemplo, comprar una televisión nueva, planear unas vacaciones, hacer un “guardadito” para regalos de navidad; en fin, muchas metas a corto plazo que puedes definir. 

Cuando sepas cuánto efectivo necesitas para tu objetivo, plantea un periodo específico de tiempo y decide cuánto dinero de tu “sobrante” puedes destinar al mes para alcanzarlo.

Conforme vayas cumpliendo estas metas, tu mentalidad cambiará y serás capaz de planear esto a largo plazo.

4. Tu dinero puede generar más efectivo

La palabra “inversiones” también puede ser muy intimidante, pero en realidad todo el concepto no es tan complejo. Una clave para multiplicar tu efectivo a largo plazo es invertirlo en instrumentos de bolsa o en acciones de alguna empresa específica, por ejemplo. 

Tu dinero ahorrado en una cuenta de débito es prácticamente como si lo tuvieras debajo del colchón. Esa cantidad que está “guardada” y no está generando ningún tipo de rendimiento, solamente está perdiendo valor mientras aumenta la inflación.

Para contrarrestar esto puedes investigar sobre fondos de inversión, existen múltiples casas de bolsa en todo el país que tienen paquetes a la medida para cada perfil de inversionista y usualmente te asesoran sobre cuál te conviene más de acuerdo con tus objetivos. 

Existen instrumentos de bajo riesgo que te dan ganancias modestas pero constantes, y también existen algunos que te hacen perder o ganar dinero de manera muy volátil, pero a largo plazo siempre te dan buenos dividendos.

Lo importante es que tengas una visión definida sobre el efectivo que necesitas y tomes las acciones necesarias para que suceda. 

 

Recuerda que si quieres seguir aprendiendo sobre cómo hacer un plan de ahorros, puedes tomar la certificación de Finanzas para No Financieros del Centro de Desarrollo de Competencias de Universidad Tecmilenio.